img-20161127-wa0013-1

Psicofármacos en etapa escolar

El uso de psicofármacos durante la niñez y/o adolescencia es un tema polémico. Hay mucha resistencia por parte de los padres, por la creencia que los fármacos puedan tener efectos adversos a largo plazo en sus hijos. Por otro lado hay una posición que critica el uso de fármacos ya que ven esta práctica como un intento de convertir en patologías algunas conductas que son propias de la edad y que anteriormente no eran tratadas. Por su parte, la mayoría de especialistas en la materia refieren que un niño que amerita medicación y que no la recibe sería más susceptible de tener algún problema de salud mental en la adultez.

Todas las posturas son válidas, quizás hay un grupo de educadores que ven a “niños problema” como tributarios de recibir psicofármacos, también es cierto que antes existían estas situaciones, pero no se diagnosticaban.

En una charla con padres de familia del CELAP Jeshua, el Dr. Martín Arévalo explicaba que la mejor manera de evitar llegar a estos límites es una evaluación exhaustiva que culmine en una historia clínica prolija donde se tomen en cuenta los datos proporcionados por los niños, padres, educadores, así como otras personas que puedan observar al niño en diversas áreas de su vida.

img-20161127-wa0011-1

Sólo un diagnóstico correcto llevará a tomar medidas terapéuticas correctas, agregando que estas medidas no se refieren exclusivamente a fármacos. Dependiendo de la severidad del cuadro (una vez que se ha hecho el diagnóstico) se pueden aplicar medidas psicoterapéuticas a nivel individual y/o familiar. Habrán casos que ameriten el uso de fármacos, pero la idea es llegar a este punto cuando es estrictamente necesario.

img-20161127-wa0012-1