Archivo de la categoría: Noticias

HOY en SALUD: Sismos

 

2017-09-28-PHOTO-00000031Dejamos el link del programa del 29 de septiembre sobre que hacer en caso de sismos con el Dr Valencia. Se habla de las reacciones psicológicas individuales y de la acción que debería tomar las entidades de la comunidad para el cuidado de la salud física y mental de los damnificados. En el programa además se tratan temas de salud en general con el Dr. Leslie Soto, como que debe tener la mochila de emergencia o los cuidados que debemos procurar para mantener nuestra la salud física. Hoy en Salud

Día de la Psiquiatría Peruana

Hoy se celebra el día de la Psiquiatría Peruana, en conmemoración del nacimiento del Profesor Hermilio Valdizán Medrano reconocido como “padre de la Psiquiatría Peruana”. La fecha quedo establecida oficialmente desde 1986.

Valdizán, fue uno de los pioneros de la psiquiatría en nuestro país. Nacido en 1883 en Huánuco, estudió medicina en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y debido a su destacada trayectoria estudiantil fue becado (por interés explicito del gobierno peruano de la época) para especializarse en psiquiatría y neurología a Europa (Italia, Francia y Suiza) entre 1911 y 1914, donde conoció a destacados médicos en estas ramas.

Se le considera  el padre de la psiquiatría peruana entre otras cosas por crear en el Hospital Dos de Mayo el primer consultorio de enfermedades nerviosas y mentales, así mismo por ser fundador y director (junto con Honorio Delgado) de la Revista de Psiquiatría y Disciplinas Conexas. Por ser quien dictó la primera cátedra de enfermedades Mentales y del sistema Nervioso en su alma mater y por  ser quién revolucionó en el Perú el tratamiento de los pacientes psiquiátricos al ser director del actual Hospital Víctor Larco Herrera (antiguo asilo de Magdalena). Previo a su intervención los centros de atención para pacientes psiquiátricos eran más bien centros de reclusión. Dentro de sus primeras obras destaca su tesis Doctoral “La Alienación Mental entre los Primitivos Peruanos”. Ampliaremos sobre su obra, cuyo texto completo podrán leer en el siguiente link:

LA ALIENACIÓN MENTAL ENTRE LOS PRIMITIVOS PERUANOS

hermilio valdizanEn esta obra relata con detalle médico e histórico, sobre la alienación en el arte incaico, haciendo clara mención de los “delirios” en el Drama Ollantay, los estados psíquicos en el Yaravi, los intoxicados representados en la cerámica, entre otros. Además de sustentar, al recolectar los vocablos quechuas, el conocimiento incaico de las enfermedades mentales. Entre los muchos ejemplos que cita (Como llaqui: tristeza; Llaquiscca: acongojado; Llaquipayani: compadecerse; Manchay: Susto, Temor; Hatun Manchay: gran temor, pavor), queremos resaltar el termino Muspay, que en palabras del mismo Valdizán significa la “turbación que se encuentra en expresiones de aquellos estados de ánimo provocados por un intenso traumatismo psíquico. […] También se utiliza para designar el delirio, la divagación, el sonambulismo, el aturdimiento, el desatino”, que revelarían a nuestro entender la profundidad del conocimiento de nuestros antiguos peruanos sobre la vida anímica y psíquica.

Valdizán hace referencia a las habilidades de los médicos del antiguo Perú y parafraseando a Lavorreria, Tello y Aljovín, comenta que eran audaces cirujanos, al mismo tiempo que herbolarios notables. Hace referencia además a que conocían los efectos psicotrópicos y deletéreos de las plantas y sus derivados. “para alocar, para matar y para entontecer”

Pero si bien, podríamos ver como anacrónicos los pensamientos vertidos en la obra, hay que considerar que para su época resaltaba y fue pionera en poner en relevancia a los médicos peruanos prehispánicos, hasta su momento vilipendiados y tomados por zafios o bárbaros, lo cual lo hace más aún el padre de la psiquiatría peruana.

Espiritualidad, religiosidad y salud mental.

descarga (1)Desde hace años el tema viene siendo motivo de investigación, aunque con algunos avances a nivel biológico, farmacológico, genético o inmunológico en ocasiones ha pasado a segundo plano. Como el Dr. Juan Mezzich comentó el 2003 en Caracas en la inauguración de un congreso de psiquiatría, la espiritualidad ha cobrado importancia debido a que vamos vislumbrando la capacidad de promover la salud de nuestros pacientes. Lamentablemente no es algo que se haya integrado aún totalmente en la formación médica de pregrado y es algo en lo que los médicos y personal de salud debemos formarnos por interés personal.

Siguiendo en esta línea resulta incluso contradictorio para muchos alumnos el estudiar bajo la perspectiva de “lo medible y evidenciable” (desde la medicina basada en evidencias) con el integrar la espiritualidad y religiosidad en su formación médica. Más aún, médicos ya formados en especialidades diversas no desean (o les cuesta) introducir estos temas a su práctica diaria.

manos-en-oracion-fondo1

Como declaramos en la presentación de nuestra página y en algunas ocasiones hemos expuesto en RadialMENTE, nuestra forma de vivir y trabajar en salud mental integra la espiritualidad y en algunos casos la religiosidad como herramienta para el mayor beneficio de nuestros pacientes. Por esto hoy les traemos algunos datos, fundamentados con estudios científicos, sobre cómo influyen estos aspectos de la vida en nuestra salud mental.

No es necesario pertenecer a una religión para hacer crecer nuestra espiritualidad. Espiritualidad es el buscar el sentido de nuestra vida, aspirar hacia lo divino o superior (que pueden estar o no en relación con lo religioso, o que se trata de metas morales y éticas personales o de superación), el conectarse con uno mismo o con los demás, todo esto a través de las experiencias de vida o incluso la introspección y meditación. La espiritualidad debe dar a nuestra vida “significado y propósito; voluntad de vivir; y fe en uno, en los demás o en Dios”(Ross 1995).

sixtina

Por ejemplo el Instituto Mind-Body de la Universidad de Harvard reporta que todas las formas de oración producen una respuesta de relajación que combate el estrés, calma el cuerpo y promueve la sanación. Se ha documentado con RMN (resonancia magnética nuclear) cerebral un aumento en la actividad de lóbulos temporales y parietales; también se ha observado activación en el sistema límbico, que regula nuestras emociones. Se ha visto también que con el Yoga “aumenta la liberación endógena de dopamina en el cuerpo estriado ventral” y “se suprime la transmisión corticoestriada glutamatérgica”-Kjaer, Bertelsen, Piccini et al., 2002-.

descargaEn estudios rusos sobre actividad electroencefalográfica se ha logrado demostrar que, tanto la reducción de pensamientos como el experimentar sentimientos de bendición, están relacionados con actividad frontal theta -Aftanas y Golocheikine, 2001-.

sagrada familiaQuizás una de las investigaciones que más nos gusta y sorprende es la realizada por Byrd y publicada en 1988 sobre los efectos terapéuticos de la oración en pacientes en la unidad de cuidados coronarios. Demostraba que “el grupo de personas que no sabía que estaban orando por ellos, presentó menos fallas congestivas, menos paros cardíacos y una mortalidad significativamente menor que el grupo control” (quienes no recibieron oraciones).-Positive therapeutic effects of intercessory prayer in a coronary care unit population. Southern Medical Journal-. Resultado que repite en 1997 Harris, Gowda, Kolb et al.

En estudios publicados más recientemente se revisan las percepciones y el efecto de la presencia de un capellán (no siendo determinante la confesión religiosa) en los equipos hospitalarios. La evaluación resultante de la experiencia de más de 200 pacientes y médicos en entrenamiento fue que la participación de los capellanes claramente contribuía con la comprehensión y la calidad de la experiencia de pacientes y médicos. –Perceptions of Chaplains’ Value and Impact Within Hospital Care Teams. J Relig Health. 2017 May 27-Cunningham CJL et al

Diversos estudios han demostrado mejor pronóstico, disminución de las complicaciones, menor mortalidad entre otras mejoras en varios tipos de cáncer. También en depresión, ansiedad, adicciones entre otras enfermedades que se benefician de acrecentar nuestra vida espiritual.- Espiritualidad y salud. Revista ciencias de la educación. Año 6. Vol.1 Nº27 Valencia, Enero-Junio 2006 PP. 29-45. C. Navas; H. Villegas.Templo budista

Existen muchos más estudios (solo “spirituality” en PubMed tiene más de 8000 entradas) lo que nos daría tema para varios párrafos más. Solo como colofón quedaría mencionar que está en nuestras manos acrecentar y cultivar nuestra espiritualidad y, si así lo deseamos, la religiosidad.

 

Manejo de la Ira

touLo primero que debemos entender es que la ira/cólera es una emoción básica y natural al ser humano. Es normal sentir ira frente a la frustración, la envidia, los problemas, la injusticia o la agresión. Esta emoción viene acompañada de cambios físicos (aumento de la presión arterial, respiración, tensión muscular, etc.) así como psicológicos. Es más, en muchos momentos nos ayuda.
El problema viene cuando esta emoción se hace muy frecuente o es constante, cuando aparece de forma desmedida frente a situaciones banales o cuando repercute en nuestros lazos familiares, relaciones sociales o el trabajo entre otros.  La ira generalmente como se ha dejado entrever es reactiva a una situación, pero puede ser parte de algún trastorno, enfermedad o dependencia que debe ser diagnosticada y tratada. Cabe resaltar que ira no es sinónimo de agresión aunque pueda desencadenar en esta última.
-Lo primero que hay que hacer es reconocer la ira, tomando conciencia de lo que estamos haciendo: sus causas y consecuencias, cómo repercute en nosotros y en los demás. Esto no es fácil, pero es primordial para el cambio.
-Tomando conciencia deberíamos identificar qué cosas son las que nos producen cólera o ira. No caigamos en la trampa de pensar que los demás o las situaciones deben de cambiar: somos nosotros los que nos sentimos atacados, frustrados u ofendidos. La vida tiene y tendrá reveses. Hay que identificar y cambiar la forma en que los tomamos.
-Lamentablemente no todas las situaciones en la vida son como quisiéramos, pero si tienen solución aunque no sea la que esperamos. Entender esto nos ayudará no sentir frustración que nos lleve a la ira.
c460245189ef8052b79acb74073ff983
-Cambiemos las frases que revelan pensamientos de todo o nada, de blanco y negro. Tanto respeto al problema como cuando nos dejamos llevar por la ira: “nunca cambiaran las cosas” “siempre me pasa a mi” “nunca haces nada bien”. Cambiar lo que decimos a mediano plazo cambiara lo que pensamos. Esto también aplica para los insultos o la agresión verbal. Lo que dijo Gandhi funciona también en sentido inverso: “cuida tus pensamientos porque se convertirán en tus palabras…”.
-Practica ser más asertivo. Al principio cuesta, pero con el tiempo va saliendo con mayor naturalidad. Escucha primero y concédete un tiempo para pensar lo que vas a decir.
– Ejercita la respiración. Se trata de hacer ejercicios de respiración profunda (diafragmatica) parte de tu rutina diaria, para que cuando los necesites puedas utilizarlos con facilidad para calmarte. Unos pocos minutos diarios son suficientes para ir creando un hábito. También puedes entrenar con ejercicios de relajación como los de Jackobson
– En la misma línea que lo anterior practicar la meditación es de ayuda. Existen diversas formas. A nivel científico en los últimos 20 años el Mindfulness ha demostrado buenos resultados. Pero también puedes buscar ejercicios espirituales, como los Ignacianos u otro tipo de meditación que se acerque más a tus creencias y valores.
m-scara-de-ira-sobre-fondo-grisDebemos entender que la persona que se deja llevar por la cólera sufre y hace sufrir. Como canta La Divina comedia “Tristes fuimos, bajo el aire dulce que del Sol se alegra, llevando adentro un amargado humo”.
En situaciones puntuales vale hacer un “tiempo fuera” y permitir que la persona que está con ira se calme.  En una discusión con una persona cercana, no se trata de demostrar que uno tiene la razón, pues en una discusión ambas partes siempre creen tenerla. Se trata de llegar a un concierto que favorezca a todos.
Si la ira se repite con frecuencia, si deja paso a la agresividad, si las causas son cada vez más banales y la persona que la sufre no se da cuenta, hay que buscar ayuda especializada (como un psiquiatra o un psicoterapeuta). Si de fondo existe una enfermedad o un trastorno mental esta más que indicado buscar a un psiquiatra.
IMG_5595